Capitán Ofertas >

Freidoras eléctricas: Guía de compra

Sean para uso doméstico o profesional; con o sin aceite, he aquí todo lo que necesitas saber sobre las freidoras. Cada vez más sosfisticadas.

Oriol Vall-llovera Medina

Una buena freidora no es solo un elemento indispensable en cualquier negocio de restauración (por más pequeño que pueda ser). También es un electrodoméstico cada vez más habitual en nuestros hogares, para uso doméstico. Y no nos debe extrañar en absoluto. De hecho, más allá de que todos sabemos que freír siempre es menos sano que, por ejemplo, hervir, en realidad debemos tener en cuenta que cada vez llegan más modelos de freidora al mercado que consiguen paliar esos problemas de salubridad.

Freidoras eléctricas: Guía de compra

Freidoras eléctricas: Guía de compra

Sin ir más lejos, porque son capaces de freír con muy poca cantidad de aceite, aunque también porque se fabrican con materiales más sanos y cocinan cada vez de manera más limpia sin necesidad de un mantenimiento exagerado. Sin embargo, existen muchos tipos distintos de freidoras, incluso aunque nos centremos únicamente en las eléctricas. Y muchas funciones son más desconocidas por la gran mayoría de los consumidores. Hoy no solo queremos solventar todas esas dudas, sino que además os ofreceremos un artículo actualizado con los mejores modelos del mercado en estos momentos. ¿Calentamos motores?

¿Qué es una freidora eléctrica? ¿Y para qué sirve?

Aunque la propia palabra define cuál es la función de este electrodoméstico dentro de la cocina: es decir, freír todo tipo de alimentos, es importante resaltar que lo de "eléctrica" determina la naturaleza del tipo de freidora de la cual hablaremos en esta guía. No solo porque funciona de un modo distinto a las demás, y es apropiada para según qué tipos de contextos, sino también porque existen freidoras que funcionan con gas industrial. En cualquier caso, la freidora eléctrica funciona mediante resistencias que se calientan a través de la corriente eléctrica. Además, normalmente cuentan con menor capacidad que las freidoras que funcionan con gas.

Por otra parte, si las hemos elegido, es porque son las más conocidas y, por lo tanto, las más habituales cuando hablamos de uso doméstico. Son compactas, fáciles de usar, económicas e incluso pueden ofrecer modelos que no necesitan de aceite (o de muy poquito) para poder freír los alimentos. Cambiando de tercio, otro elemento que define muy bien la naturaleza de una freidora eléctrica es el tema del termostato. Normalmente, este viene incorporado en el electrodoméstico y nos permite saber en todo momento cuál es la temperatura del aceite. Algo que, al fin y al cabo, es sin duda una gran ventaja con respecto a otro tipos de freidoras, aunque sea únicamente por el tema del consumo energético.

Los distintos tipos de freidoras eléctricas

Como hemos dicho, esta guía se centrará únicamente en las freidoras eléctricas. Pero... ¿existen distintos tipos dentro de las mismas? La respuesta es, evidentemente, sí. Por otra parte, partiendo de la base de que existen freidoras tanto para el uso doméstico como para el uso profesional, os dejamos con una lista de todos aquellos tipos que forman parte de ambos grupos de clasificación.

  • Con aceite. Estas suelen ser el tipo de freidoras que incorporan el termostato que decíamos antes, y las cuales suelen ofrecer una temperatura estable, así como una gran cantidad de opciones de configuración para cambiarla en pocos segundos. Eso sí, en función de si son más o menos compactas, puede cambiar radicalmente ese control de la temperatura. En otras palabras, como más compacta sea (y menos aceite quepa), más rápidamente se calentará.
  • Sin aceite. A diferencia de las freidoras que necesitan de mucho aceite para cocinar, estas poseen un sistema que fríe mediante aire caliente. Evidentemente no quedan igual que con una freidora normal (algunos modelos casi lo consiguen por eso), pero también ofrecen la posibilidad de comer de forma más saludable. Y que no te engañen; normalmente hace falta un poco de aceite (muy poco, eso sí), incluso aunque la descripción diga lo contrario.
  • Agua y aceite. Hay un tercer tipo de freidora en el sentido de "cómo consigue freír", que aunque es menos habitual, cada vez está entrando con más fuerza en el mercado. Hablamos de las freidoras que funcionan con agua y aceite. En este caso, funcionan mediante una ruleta de resistencia que se encarga de subir y bajar la rejilla en la que colocamos los alimentos. De ahí, que no solo fríen más rápido, sino que además se ahorra energía y mantenemos mejor las propiedades del alimento en sí.
  • De alto rendimiento. Aunque no dejan de ser freidoras eléctricas que funcionan con aceite, las freidoras de alto rendimiento se han ganado un nombre en el mercado por el simple hecho de que son las más utilizadas en negocios de hostelería. Y no es de extrañar, teniendo en cuenta que su principal ventaja es una potencia mucho mayor. De esa forma, el aceite se calienta antes. Es, como no, el tipo de máquina que utilizan en los sitios de comida rápida. Aunque, debido a su tamaño, no es descartable su uso doméstico.
  • A presión. Finalmente, encontramos las freidoras a presión. También indicadas para el uso comercial, aunque en este caso de un modo mucho más descarado. El motivo es que su tamaño suele ser mucho mayor, y por lo tanto es raro verlo en casas. Todavía más rápidas que las anteriores, e incluso sin la necesidad de tener una temperatura tan alta durante el proceso. Lo más interesante de todo en estos casos, es que los alimentos absorben menos el aceite (por el tema de la presión), de manera que los alimentos no tienen tanta grasa al final del proceso.

Ventajas de utilizar una freidora

En un momento dado, puede parecer absurdo hablar de las ventajas de freír alimentos. Pero no lo es, en absoluto. Sobre todo, porque lo que vamos a determinar es qué ventajas tiene freír con una freidora con respecto a hacerlo, por ejemplo, en una sartén. Porque las hay, y no solo estamos hablando de comodidad o rapidez. A continuación os presentamos una lista detallada de todas ellas.

  • Seguridad. Por poco que hayas cocinado fritos, bien sabrás que quemarse con el aceite es algo tan habitual como molesto y peligroso. Evidentemente, nadie dice que con una freidora eléctrica no puedas quemarte nunca, pero es mucho más complicado. No solo porque se pueden tapar, y por lo tanto se evitan salpicaduras, sino también porque es posible controlar la temperatura de manera más exacta.
  • Velocidad. Que no fuera la única ventaja no significa que no sea destacada. No te debe caber la mínima duda de que, en una freidora, los alimentos si fríen más rápidamente. Y podemos estar hablando, tranquilamente, de la mitad de tiempo.
  • El acabado. Aunque puede haber cierta polémica a la hora de determinar si el acabado de una fritura es mejor o peor en una de estas máquinas, por el hecho de que las que funcionan sin aceite consiguen acabados diferentes a las que funcionan con aceite, lo cierto es que por norma general, siempre conseguirás que los alimentos se frían de manera más uniforme.
  • Salud. Nuevamente, hay que recordar que hablamos de ventaja con respecto a freír en sartén. Y, en ese sentido, no hay discusión. Las freidoras eléctricas evitan que los alimentos absorban tanto aceite. Y, sobre todo, el aceite que sí absorben se escurre con más facilidad gracias a las rejillas que estos electrodomésticos incorporan.
  • Facilidad de uso. Lejos de lo que podríamos pensar, utilizar una freidora no tiene misterio alguno. Solo tendrá que introducir el aceite, elegir la temperatura y esperar.
  • El mantenimiento. Mientras la sartén siempre tendremos que limpiarla tras cada uso, las freidoras eléctricas no necesitan ser limpiadas cada día. Es suficiente con un mantenimiento periódico. Aunque, eso sí, dependerá también de la calidad del modelo que compréis.
  • Cantidad. Por otra parte, por más pequeña que sea la freidora, es muy probable que en ella puedas freír una mayor cantidad de alimentos en cada proceso que con respecto a una sartén. Además, también es posible mezclar algunos alimentos distintos sin que se mezclen los sabores de la misma forma que lo harían con un método más tradicional.

Características a tener en cuenta a la hora de elegir modelo

Una vez tenemos claros los motivos por los cuales nos puede convenir tener una freidora eléctrica en casa, ¿en qué debemos fijarnos para no equivocarnos con nuestra compra? Lógicamente, algunas características son las mismas que en cualquier electrodoméstico. Pero también hay otros elementos que son propios de las freidoras en sí. He aquí todas las claves.

  • La capacidad. De entrada, es importante saber cuánto uso le vas a dar y, sobre todo, para cuánta gente vas a tener que cocinar cuando vayas a freír. Más que nada porque es uno de los elementos que más puede influir en el precio final del producto. Fácilmente, se encuentran freidoras domésticas con capacidad para 1,5 litros —y hasta de 6— por precios que pueden oscilar entre los 40 y los 120 euros.
  • La potencia. Cuanto más potente sea el motor, más rápidamente se calentará el aceite y por lo tanto más rápidamente se freirán los alimentos. Además, es probable que también consigas mejores resultados en aspectos como que el acabado sea lo más crujiente posible.
  • El panel. También es importante fijarse en el panel. No todas las freidoras disponen de un panel digital (aunque sí es lo más habitual). Nosotros te lo recomendamos porque aparte de una mejor estética, también implica más opciones de configuración (como un temporizador) y sobre todo un control más preciso (con la temperatura).
  • El consumo. Independientemente del motor en sí, una freidora puede ser más eficiente que otra a nivel de consumo energético. Por eso, es importante fijarnos en la calificación a ese respeto. Sobre todo porque es fácil encontrar modelos muy buenos, baratos y con al menos clasificación A A+. Y hay que tenerlo muy en cuenta porque, además, son electrodomésticos que consumen bastante energía.
  • La salud. Antes ya hemos destacado el tema de la salubridad como una ventaja con respecto a freír con una sartén. Sin embargo, en función de cuáles sean vuestras necesidades deberéis —o no— optar por una freidora que funcione sin aceite. Con estas, se consiguen resultados distintos (el sabor no es igual), pero también se reducen en un 80% las grasas de los alimentos una vez fritos.
  • El mantenimiento. He aquí otro aspecto que ya ha aparecido como ventaja, pero que ahora es importante destacar como característica a tener en cuenta a la hora de comparar. No solo porque siempre será mejor comprar una freidora que haya sido fabricada en acero inoxidable, sino también porque no todas son desmontables y compatibles con el lavavajillas.
  • Las funciones. No son robots de cocina, eso está claro. Pero sí que existen algunos modelos de freidora que son capaces de hornear, asar o preparar comida a la parrilla. Suelen coincidir con aquellos modelos que no requieren de aceite para cocinar (por ejemplo, porque funcionan por convección de aire), y disponen de varios ajustes programados para preparar platos concretos.
  • El filtro. Por otra parte, todos aquellos modelos que sí funcionen con aceite, deberán incorporar un buen filtro para este. Es importante fijarse en qué tipo de tecnología ofrecen en ese sentido, porque de eso dependerá, en gran medida, que el aceite se mantenga limpio después de cada uso.
  • El control. Aunque la freidora incluya un panel digital que nos permita controla la temperatura, es importante fijarse hasta qué punto ese control es versátil. Porque no es lo mismo que te deje seleccionar tres o cuatro temperaturas predeterminadas, que nos permite seleccionarla de manera manual y con un amplio rango de valores.
  • Extras. Y, finalmente, terminamos con una característica que puede englobar muchos elementos pero que también es importante destacar. Porque los extras pueden ir desde ese filtro extra, hasta tapas que filtran los olores, pasando por indicadores luminosos.

Consejos para limpiar la freidora

Antes hemos comentado la facilidad que dan estos electrodomésticos a la hora de realizar el mantenimiento. Sin embargo, cuando toque limpiar la freidora, no es aconsejable hacerlo de cualquier forma. Más que nada porque, si seguimos una serie de pautas muy concretas, podremos alargar —y de forma considerable— la vida útil del producto. Lo más importante, es filtrar el aceite que hemos utilizado; algo que será más fácil en aquellos modelos que ya incorporan un sistema para ello (y los cuales recomendamos encarecidamente). Pero no es lo único primordial; cuanto más limpia esté nuestra freidora, menos electricidad consumirá, porque requerirá de menos esfuerzo para calentar el aceite. Dicho esto... ¿cómo hay que limpiarla para conseguir resultados óptimos?

En realidad es muy sencillo. Lo único que tienes que hacer es limpiar los restos de comida que quedan dentro, cuidando mucho los restos que quedan adheridos a las paredes (son los más complicados de quitar, y si los dejamos ahí mucho tiempo, luego será complicado). Evidentemente, hay que hacerlo cuando la freidora ya no esté caliente, por más sistemas de seguridad que tenga el modelo que tenemos en casa. A partir de ahí, es aconsejable mezclar agua (si es tibia, mejor) con detergente para lavavajillas. Y, sobre todo, debes hacer especial hincapié en el recipiente para el aceite. Muchos expertos recomiendan limpiar esa parte de la freidora con un poco de agua y vinagre. Aunque, en caso de que optes por ese "truco" casero, luego deberás enjuagarlo de manera abundante. Y por último, algo muy obvio pero también muy importante: para secar, utiliza siempre un paño limpio. Y secarlo al momento es lo más idóneo.

Las mejores freidoras eléctricas del mercado

Antes de empezar a ver la mercancía, os recordamos que, anteriormente en Capitán Ofertas, ya habíamos publicado un par de temas relacionados con este tipo de electrodomésticos. Por un lado, hablando de freidoras en general, y por otro de freidoras que utilizan poco aceite. Hoy no solo queremos juntarlo todo (al hablar de freidoras eléctricas en general), sino también actualizar las listas con lo mejor del momento y las ofertas más suculentas. Como no, aplicando todo lo que hemos aprendido en la guía de hoy.

1 Tefal Actifry 2 In 1 Freidora De Aire Caliente, 1400 W, 1.5 kg

Empezamos con una de esas freidoras que no solo son capaces de cocinar de distintos modos, sino que además no requieren de aceite (aunque es recomendable echar una cucharadita) para freír. Es más, con esta freidora de Tefal, cocinar es mucho más fácil. Todo gracias a la tecnología ActiFry, que permite cocinar dos platos a la vez. En la sartén, con solo una cucharada de tu aceite favorito, cocina hasta 1,5 kg de patatas fritas crujientes, con menos del 3 % de grasa y en la bandeja, cocina los filetes, o cualquier gran porción de carne, ave o pescado. Además, ActiFry 2 en 1 ofrece una comida completa en un instante. Te ahorra tiempo y energía.

Lo único que tendrás que hacer es utilizar la cuchara 2 en 1 para una dosis perfecta de aceite y sal de manera que puedas disfrutar de una comida baja en grasa y sabrosa. Por si fuera poco, ofrece hasta 4 programas de cocción diferentes. Por supuesto, la tecnología ActiFry también permite que la cocción de los alimentos sea más uniforme, y además este modelo cuenta con un temporizador inteligente que se para automáticamente. Si todo esto te parece poco, añádele su recubrimiento cerámico antiadherente y el hecho de que es compatible con el lavavajillas (tanto la tapa y la sartén como la pala). Su capacidad es de 1,5 kg, lo que te permite cocinar para hasta 6 personas. Ah, y ahora mismo solo cuesta 166,82 euros (normalmente su precio es de 173,82 euros).

Tefal Actifry 2 In 1 Freidora De Aire Caliente, 1400 W, 1.5 kg, Cerámica, Negro

2 Freidora digital Princess Digital Aerofryer XL 182020 – Freidora de aire caliente

Aunque para rebaja, la de esta freidora eléctrica de Princess. Una de esas que funcionan sin aceite, y la cual nos permite preparar nuestros platos favoritos con menos calorías pero con el mismo sabor y textura que con una freidora convencional (en efecto, es de las que consiguen resultados muy parecidos a los de una freidora que utiliza aceite). De hecho, la freidora Princess Aerofryer XL 182020 permite freír, hornear, asar, cocer y tostar platos saludables para toda la familia. Por su parte, la capacidad es de 3,2 L, lo cual hace posible preparar hasta cinco raciones de patatas fritas crujientes y deliciosas de una sola vez. También es muy versátil y fácil de usar, con hasta ocho ajustes preprogramados. De esa forma, la freidora Aerofryer se puede poner en marcha solo apretando un botón.

Aunque, si lo preferimos, también podemos poner nuestros propios ajustes de temperatura y tiempo, e incluso utilizar el panel de control digital con temporizador integrado y fácil de usar. De esta forma puede cocinar albóndigas, panecillos y quiches sin demasiadas complicaciones. Por supuesto, funciona mediante un sistema de circulación de aire caliente que hace que no sea necesario el uso de aceite. Sin embargo, cuando vayas a freír patatas frescas, se recomienda añadir una cucharada de aceite para obtener un resultado crujiente. Ah, y la freidora Aerofryer también puede calentar platos sin secar-los como un microondas. En definitiva, sin duda alguna estamos ante una de las freidoras más potentes por menos de 100 euros. Es más; aunque su precio habitual es de 149,99 euros, ahora mismo puede ser adquirida por tan solo 92,37 euros.

Freidora digital Princess Digital Aerofryer XL 182020 – Freidora de aire caliente

3 Gran capacidad 5.5 L 1700W, freidora de aire caliente 8 en 1

Si estáis buscando algo que también cueste menos de 100 euros (aunque sea por un solo céntimo), pero que ofrezca mucha más capacidad y que además tenga múltiples funciones en un solo electrodoméstico, tenéis que echar un vistazo a esta freidora de aire caliente de Innsky. Con una potencia de 1700W, esta freidora se calienta y se enfría eficientemente gracias a que adopta la tecnología de circulación de aire caliente. Por otra parte, esta freidora ha sido fabricada con acero inoxidable, más duradero y saludable, aparte de que es resistente frente a la corrosión y más duradero que el plástico.

Por otro lado, destaca su gran capacidad de 5,5 litros, suficientemente grande para cocinar 10 raciones a la vez, y óptimo para reuniones familiares o de amigos. También es de limpieza fácil, ya que la sartén es extraíble y la cesta es desmontable. No tiene rendijas que sean difíciles de lavar, y además es completamente apto para lavavajillas. Por supuesto, los nueve programas que incluye sirven para cocinar todo tipo de alimentos, y además incluye un recetario (multilingüe). Todo, por tan solo 99,99 euros.

Gran capacidad 5.5 L 1700W, freidora de aire caliente 8 en 1 de acero inoxidable brillante, horno combinado con ventilador óptimo para reuniones, manual y libro de recetas multilingüe. Innsky 55SA2EU

4 Taurus Professional 3 Plus 973.953 Profesional, 2100 W, 3 kg

Ahora le toca el turno a un modelo que sí utiliza aceite, que es mucho más económico, que también se encuentra rebajado y que, encima, funciona de maravilla. Hablamos de la Taurus Professional 3 Plus. Una freidora que tiene 2 características funcionales muy importantes que hay que tener en cuenta a la hora de freír: la nueva tapa con mirilla, el filtro anti-olores y el novedoso sistema de filtrado del aceite. Por otra parte, la mirilla transparente permite controlar el estado de la fritura sin necesidad de abrir la tapa. Así, con un simple vistazo podremos saber si la fritura está a nuestro gusto o si deberemos esperar. Por otra parte, uno de los elementos menos agradables de las freidoras es el olor que desprenden al freír, por este motivo la freidora Taurus Professional 3 Plus incluye un filtro en la tapa que reduce los olores que desprende el proceso de fritura.

La segunda característica funcional a tener en cuenta es el sistema de filtrado del aceite, la freidora incorpora un filtro debajo de la resistencia para poder filtrar el aceite después de 2, 3, 4 frituras y alargar así la vida del aceite. Para limpiar el aceite simplemente deberemos retirar la resistencia y levantar el filtro, donde quedarán atrapadas todas las impurezas que hayan quedado suspendidas en el aceite. Por supuesto, este filtro se puede vaciar y volver a colocarlo para el siguiente uso. Además, ofrece un diseño muy moderno, con un cuerpo de acero inoxidable y mandos de control que incluyen luz de funcionamiento. Por si fuera poco, nos permite conseguir la temperatura ideal para cada alimento. Más que nada porque podemos escoger entre 150, 170 y 190 grados. 150 para marisco, 170 para pescado o carne y 190 para patatas o croquetas. Su precio habitual es de 84,99 euros, pero ahora mismo cuesta tan solo 52,35 euros.

Taurus Professional 3 Plus 973.953 Profesional, 2100 W, 3 kg, Acero Inoxidable

5 Tefal Filtra FR511170 - Pro Premium, Freidora Semiprofesional

Nada mal está tampoco esta freidora de Tefal. Otro gran ejemplo de lo importante que es escoger un modelo con un sistema de filtrado del aceite que marque la diferencia. En este caso, con un sistema patentado especialmente para que la limpieza del aceite sea sencillo y eficaz. En cualquier caso, la Filtra Pro 3L es una freidora semiprofesional moderna diseñada para durar, gracias a la cuba de acero inoxidable de gran resistencia y a su carcasa de acero inoxidable gofrado. Por otra parte, esta freidora ofrece una tecnología de zona de toque frío y una potencia de 2400 W.

Además, presenta una malla de filtrado patentada que puedes utilizar después de cada fritura para que no queden residuos y el aceite esté limpio. Así es como conseguirás unas patatas fritas caseras perfectamente crujientes para todos. Y lo de todos, no es por decir: tiene capacidad para 3 L de aceite, lo cual te permitirá freír hasta 1,2 kg de patatas fritas. También dispone de una resistencia sumergida para unos resultados rápidos y excelentes. Ah, y el termostato es ajustable: de 150 °C a 190 °C, e incluye temporizador digital. Todo por tan solo 65 euros. Una ganga teniendo en cuenta que suele costar 89,99 euros.

Tefal Filtra Pro Premium 3L FR5111 Freidora semiprofesional, 3 litros de Capacidad, Temporizador Digital, Desmontable y Compatible con lavavajillas, 2400 W, Acero Inoxidable, Gris

6 Royal Catering Freidora Eléctrica 1 x 10 Litros RCEF-10EH

Tampoco podíamos terminar la guía de hoy sin ofrecer la posibilidad de adquirir una buena freidora profesional. Es decir, un modelo destinado principalmente al uso comercial, pero que por sus características, precio y tamaño, tampoco debemos descartar para ciertos casos domésticos. Sea cual sea tu caso, la freidora eléctrica RCEF-10EH de Royal Catering funciona a 230 voltios. De esa forma, te permite preparar fritura deliciosa de manera cómoda independientemente del tipo de platos que desees preparar. Ideal para tu restaurante o bar, ya que te permitirá ofrecer extraordinarias experiencias gastronómicas. Además, este aparato de cocina tiene una capacidad máxima de aceite de hasta 6,5 litros y un volumen total de 10 litros. Por eso, podrás utilizarla profesionalmente de manera muy versátil, siendo especialmente adecuada para preparar pescado, aperitivos o patatas fritas.

Por otra parte, la cesta de este modelo mide 20 x 22 x 10 cm. Además, los restos de comida que puedan quedar en la cuba se acumulan en el fondo de la misma, en la denominada zona fría, de manera que no se queman. De esta forma el aceite mantiene su sabor natural. Así, el vaciado de aceite se realiza de manera sencilla y rápida mediante el grifo integrado. Tampoco podemos olvidarnos de que, gracias al alto rendimiento del elemento calefactor extraíble de 3200 watts, el aceite de la freidora alcanza rápidamente la temperatura máxima de 200 °C. Para obtener óptimos resultados, el termostato de alta sensibilidad mantiene el calor de la cuba de aceite a una temperatura constante. Ah, y encima consume poca energía, de forma que es muy eficiente. También segura, ya que en caso de que el aceite se sobrecaliente o se extraiga el cabezal calefactor, un fusible desconecta la unidad automáticamente. Por supuesto, también es resistente y fácil de limpiar. Su precio es de 175 euros.

Royal Catering Freidora Eléctrica 1 x 10 Litros RCEF-10EH (3200 Watt, Grifo De Vaciado, Ajuste Automático De Temperatura)

7 Princess 183028 - Freidora doble

Para terminar, un modelo que ofrece algo que no es muy habitual, pero que resulta tremendamente cómodo. Estamos hablando del hecho de que esta freidora Princess es doble. Es decir, que te permite duplicar la cantidad de la fritura y prepar pescado y patatas fritas para toda la familia a la vez en un electrodoméstico potente. De hecho, la freidora se calienta muy rápidamente gracias a la potencia de 2 x 1800 W. Además, no tendrás que preocuparte por los pedazos quemados gracias a la zona fría y al filtro de seguridad que evita que el aceite salpique y se cocine demasiado. Por supuesto, los filtros también se pueden utilizar para mantener el aceite limpio mucho más tiempo. Ambos recipientes de la freidora comparten un enchufe pero pueden seguir usándose por separado.

En cuanto a la mencionada zona fría, podemos decir que es un gran extra de cara a cocinar de forma más sana. Algo que es posible gracias al hecho de que, con esta tecnología, todas las partículas pequeñas terminan en la zona fría debajo de la resistencia de calentamiento y no se queman. Así, es posible colar todas estas partículas del aceite con el filtro de aceite de seguridad. Ah, y la freidora doble Princess tiene un enchufe principal, por lo que solo es necesario un enchufe de pared para ponerla en funcionamiento. De hecho, las dos resistencias están unidas y se pueden desmontar con facilidad. Además, la freidora tiene dos termostatos independientes para poder controlar cada recipiente por separado y preparar patatas fritas y pescado o tentempiés al mismo tiempo a su temperatura óptima. Habitualmente cuesta 99,95 euros, pero ahora mismo se puede adquirir por tan solo 80,99 euros.

Princess 183028 - Freidora doble, Zona Fría, Filtro de Seguridad, Volumen de 2 x 3 Litros, Negra

Las mejores freidoras baratas del mercado

Finalmente, terminamos con una pequeña lista de freidoras que, por el precio tan bajo que tienen, ofrecen prestaciones verdaderamente impresionantes. Para eso, hemos seleccionado las cuatro mejores que podéis encontrar en estos momentos a lo largo y ancho del mercado.

1 Aigostar Ken 30LEI - Freidora de 3 litros, 2000W

Sin ir más lejos, esta freidora de Aigostar, que te ofrece un control total sobre la temperatura gracias a un ajuste manual de la misma entre un rango de 130 y 190 ° C. Aparte, dispone de un temporizador de 0 a 30 minutos para realizar los ajustes necesarios para elaborar cualquier tipo de fritura. Por otra parte, es un electrodoméstico totalmente seguro. De hecho, incorpora una tapa antisalpicaduras que evitará las molestas salpicaduras de aceite que se producen durante el cocinado. Además, podrá visualizar el cocinado gracias a su gran ventana para que todo quede en su punto. Y lo mejor de todo es que a pesar de su bajo precio, ofrece una potencia considerable: de 2000W, lo cual permite que el aceite se caliente rápidamente y así se pueden realizar todo tipo de frituras en muy poco tiempo. Por si fuera poco, dispone de una capacidad de hasta 3 litros y es muy fácil de limpiar. Incluso podemos decir que la cesta es apta para el lavavajillas. Todo por tan solo 34,99 euros.

Aigostar Ken 30LEI - Freidora de 3 litros, 2000W, tapa antisalpicaduras con ventana de visualización, cubeta totalmente extraíble para limpieza y vaciado de aceite. Termostato. Diseño exclusivo.

2 Jata FR326E - Freidora de 1,5 litros de capacidad

Si queréis algo igualmente económico pero que además consuma lo más mínimo y sea respetuoso con el medio ambiente, esta freidora de Jata es perfecta. Aparte de 1,5 litros de capacidad, que son suficientes si no sois muchos en casa, ofrece una cuba antiadherente ecológica y libre de PFOA y PTFE. Además, es de clase de eficiencia energética A e incorpora una estructura metálica 100% inoxidable. Por si fuera poco, también incorpora un termostato regulable de temperatura, así como una tapa de cristal con asa. Es muy fácil de limpiar y tiene una potencia de 1.000 W. Su precio habitual es de 61,39 euros (por los materiales ecológicos principalmente), pero la gracia es que ahora se encuentra rebajada hasta los 34,99 euros. Exactamente lo mismo que la que hemos visto antes.

Jata FR326E - Freidora de 1,5 litros de capacidad. De estructura metálica, con cuerpo inox antihuella y cuba con antiadherente libre de PFOA y PTFE

3 Clatronic FR 3390 Freidora, capacidad 2 litros

Más económica todavía resulta esta freidora de Clatronic. Y es difícil saber por qué, teniendo en cuenta sus prestaciones. De entrada, ofrece capacidad para hasta 2 litros de aceite. Pero es que, aparte, incorpora una cesta de freír grande que se puede subir y bajar incluso con la tapa cerrada. Además, este modelo también incorpora un termostato de regulación continua (130º a 190º C), aparte de un recipiente para freír extraíble y con revestimiento antiadherente. Por último, también os gustará saber que dispone de un filtro de olor y de vapor de grasa. Ah, y el mango de la cesta se puede plegar para un transporte seguro. Todo por tan solo 29,90 euros. Y aprovechad ahora porque normalmente cuesta 46,89 euros.

Clatronic FR 3390 Freidora, capacidad 2 litros, 1800 W, Plástico, Blanco

4Aicok Freidora sin Aceite, Freidora de Aire Caliente 3,5 L

No tendría sentido terminar la guía sin incluir también una freidora barata, pero dentro de las que no necesitan aceite. Es el caso de este modelo de Aicok, que te permitirá comer de manera más sana. Es más, con esta freidora es posible reducir el contenido de grasa un 80%. Funciona mediante el principio de flujo de aire caliente, permite cocinar con un 80% menos de calorías que las freidoras tradicionales, y el compartimento interior de acero inoxidable permite un calentamiento más rápido, libre de BPA (Bisfenol A). Por supuesto, también nos da acceso a un control de temperatura muy ajustable con hasta 7 programas entre 80 y 200 ºC. Por otra parte, también cuenta con temporizador automático (programable de los 0 a los 30 minutos). En definitiva, con este modelo podrás freír, asar, cocinar e incluso hornear. Incluye un compartimiento interior frío al tacto para una mayor seguridad, y además ofrece una capacidad de 3,5 litros. Su precio es de tan solo 59,99 euros.

Aicok Freidora sin Aceite, Freidora de Aire Caliente 3,5 L, Control de Temperatura y Temporizador, Freidora Antiadherente Sartén, Fácil de Limpiar, Libre de BPA

Categorías

  • Black Friday