Capitán Ofertas >

5 consejos para elegir tarjeta de crédito para viajar

¿Cuál es la mejor tarjeta de crédito para pagar nuestros viajes? ¿Qué tarjeta de crédito elegir para planificar y viajar al extranjero?

Capitán Ofertas

Las estadísticas no mienten: cada vez viajamos más. Y cada vez más toda la gestión de nuestro viaje la hacemos online. Lo que, en la práctica, significa que cada vez más todos los gastos de un viaje pasan por una tarjeta de crédito o débito.

Sin embargo, la mayoría de los usuarios desconocen que no todas las tarjetas son iguales. La correcta elección de una tarjeta u otra a la hora de planear un viaje puede ahorrarte decenas, o incluso miles, de euros. Toma nota de los cinco puntos que debes tener en cuenta para elegir una tarjeta de crédito a la hora de viajar.

1 Débito o crédito y marca

Por norma general, la mayoría de establecimientos aceptan por igual tarjetas de débito o crédito, aunque, también por norma general, son las tarjetas de crédito las que son aceptadas en mayor número de lugares. Eso sí, si pagas un billete de avión online es probable que hacerlo con tarjeta de débito tenga menos comisiones si utilizas plataformas de terceros y no reservas directamente con la aerolínea.

También debes tener en cuenta el tipo de la tarjeta que dispones y al país al que viajas. Visa y Mastercard son las más aceptadas en todo el mundo, pero no en todos los países: en China encontrarás sitios que sólo acepten Union Pay y, en Alemania, Maestro. Cuidado también si dispones de American Express, ya que no está igual de extendida en todos los países.

Lo mejor es llevar dos o tres tarjetas de marcas distintas. Si además de turismo vas a aprovechar para hacer compras, no es infrecuente ver descuentos especiales para extranjeros que utilizan uno u otro tipo de tarjeta.

2 Las comisiones por cambio de divisa

Por lo general, las comisiones por cambio de divisa son unas comisiones ocultas que la mayoría de bancos esconden en la letra pequeña del contrato de tu tarjeta, pero que pueden suponer un pellizco importante. Si por ejemplo tu cuenta bancaria está en euros y pagas una compra en otra divisa, la mayoría de tarjetas te cobrarán una comisión extra a la hora de convertir la moneda por encima del tipo de cambio oficial.

Esta comisión va desde el 0% en muy pocas tarjetas y puede llegar al 5% o tener importes mínimos por operación. Saber la comisión de tu actual tarjeta puede resultar complicado, ya que en muchos casos está oculta y se te aplica de manera "transparente" (no se desglosa en ningún sitio). Lo más rápido es que busques en la letra pequeña del contrato que firmaste.

Debes también tener en cuenta que muchos comercios te ofrecen directamente pagar en tu divisa cuando estás fuera. Por lo general esos servicios suelen llevar comisiones mucho mayores, que van desde el 3% hasta el 8% y suelen venir indicadas en la letra pequeña. En ese caso, lo más eficaz es comparar esa comisión con la de tu tarjeta antes de aceptar aunque, si no la sabes, por norma general te resultará más económico rechazar la conversión automática que te propongan.

3 Seguros médicos

Si eres residente de la Unión Europea y viajas dentro del territorio, con pedir una tarjeta sanitaria europea estarás cubierto ante cualquier problema de salud. Sin embargo, si viajas fuera, estarás desprotegido en la mayoría de ocasiones. Existe la posibilidad de contratar un seguro médico de viaje por separado pero casi todas las tarjetas de crédito incluyen un seguro de viaje asociado si pagas los gastos del viaje (billete de avión y hotel, principalmente) con la tarjeta.

En este caso es fundamental que consultes las coberturas del seguro médico de tu tarjeta así como el importe medio de un tratamiento en el destino al que viajas. Por ejemplo, la mayoría de tarjetas básicas incluyen seguros de accidente inferiores a los 100.000 euros que bastarán para la mayoría de destinos, aunque en algunos países como Estados Unidos, la factura por una simple rotura de tobillo puede superar esta cantidad, por lo que te recomendamos que optes por tarjetas con una cobertura superior. La Platinum de American Express, por ejemplo, alcanza los 750.000 euros de cobertura ante accidentes.

4 Overbooking, equipajes e imprevistos

Similar al seguro médico, las tarjetas de crédito incluyen seguros en caso de overbooking, pérdida de equipaje o retraso y cancelación de tus vuelos. Aquí, una vez más, los límites son muy variables y pueden ir desde unos pocos euros a varios miles. Depende, por tanto, de la longitud de tu viaje y la cantidad de equipaje que vayas a desplazar y su valor lo que incline la balanza a la hora de utilizar una tarjeta u otra.

Ten en cuenta además que la mayoría de tarjetas de crédito no cobran cuota durante su primer año, por lo que te puede interesar contratar una tarjeta de un nivel superior para realizar un viaje en concreto y darla de baja antes de que se renueve.

5 Puntos, millas, descuentos y otros beneficios para viajar

Este último punto te interesará si eres un viajero más frecuente pero nunca hay que perderlo de vista. Muchas tarjetas de crédito incluyen beneficios concretos para sus titulares que pueden ser muy interesantes. Aquí debes estudiar la oferta actual y los beneficios que ofrecen a la hora de tomar una decisión.

Por ejemplo, las tarjetas de Iberia te ofrecen un 10% de descuento en sus tarifas estándar y poder facturar tu equipaje en los mostradores de business, otras te permiten acumular millas o puntos de hotel para canjear por estancias o incluso incluyen acceso gratuito a las salas VIP de los aeropuertos.

Como vemos, una elección a primera vista tan baladí como la elección de una tarjeta de crédito o débito puede ahorrarnos dinero y problemas a la hora de planificar un viaje, por lo que si estás preparando uno, lo primero es pararte a elegir cómo lo vas a pagar.

Categorías

  • Black Friday