Hogar

Frigoríficos americanos: guía de compra

¿Conoces los frigoríficos americanos? Conocidos también como Side-by-Side, nosotros te contamos qué son, qué medidas deben tener o, por supuesto, cuáles son los mejores del mercado.

Oriol Vall-llovera Medina

Seguramente todos y cada uno de vosotros habréis visto alguna vez esos frigoríficos tan grandes y chulos que aparecen en las películas de Hollywood. O para ser más exactos, aquellas neveras tan grandes y con varias puertas que podemos ver en esas cocinas americanas tan bien equipadas e integradas con el salón. Lo que quizá no sepa todo el mundo, es el hecho de que muchas de las principales marcas del mercado (como por ejemplo LG, Hicense o Samsung) fabrican modelos más económicos para que cualquiera pueda tenerlos en su casa, también en nuestro país.

Frigoríficos americanos: guía de compra

Frigoríficos americanos: guía de compra

Y es ahí donde pueden entrar en juego las dudas. Totalmente fundamentadas, por otra parte. ¿Qué son exactamente los frigoríficos americanos? ¿Es solo cuestión de tamaño y estructura de las puertas? ¿Tienen otras funciones ventajosas? ¿Cuál es su precio? ¿Hace falta instalación? ¿Qué medidas tienen exactamente? O, simplemente, ¿cuáles son los mejores que podemos encontrar ahora mismo? ¿Y los más baratos? En el tema de hoy intentaremos dar respuestas a todas y cada una de estas preguntas. Así que si estás interesado, sigue leyendo.

¿Qué es un frigorífico americano?

Los frigoríficos americanos, o conocidos también como frigoríficos Side by Side (o con puertas lado a lado) son un tipo de nevera que es muy diferente al que estamos acostumbrados aquí en Europa. Sus principales ventajas son su gran tamaño, las puertas que se abren a ambos lados, la excelente eficiencia energética que ofrecen teniendo en cuenta sus prestaciones y, por supuesto, la gran cantidad de compartimientos específicos que incorporan para cada tipo de alimento. Sin embargo, hay que diferenciar entre los frigoríficos americanos, con puertas verticales, y aquellos conocidos como frigoríficos de dos puertas. Más que nada porque los frigoríficos de dos puertas son aquellos en los cuales, en una sola torre, hay dos compartimentos diferentes que acostumbran corresponder a la parte de frigorífico y a la de congelador. Por eso, esa verticalidad de las puertas es lo que diferencia a los americanos de los que no lo son.

A partir de ahí, también debemos tener en cuenta que, a pesar de que los frigoríficos americanos son más grandes de por sí, también están disponibles en diferentes tamaños y los compartimentos tienen la posibilidad de estar divididos de numerosas formas de acuerdo con la anchura del frigorífico, el modelo o el desarrollador. De esa forma, y por poner un ejemplo, una de las puertas puede ser más estrecha que la otra y dedicarse íntegramente a la funcionalidad de congelador. Las posibilidades son múltiples y hay que tenerlo todo en cuenta a la hora de elegir.

En definitiva, estamos hablando de frigoríficos ideales para familias numerosas que disponen del espacio necesario para colocarlos y cuyo objetivo es también clasificar de manera más exacta y eficiente los productos en función de su naturaleza. De hecho, disponen de compartimientos tan variados como balcones amplios, cajones, compartimentos especiales, e incluso algunos creados específicamente para latas.

¿Qué características debes tener en cuenta con un frigorifico americano?

El punto anterior ya nos puede dar una idea muy importante de cuáles son los elementos que debemos tener más en cuenta a la hora de elegir un modelo u otro, aunque ahora lo veremos de la manera más esquemática y visual posible.

1El tamaño

Ahora no queremos hablar de cuáles son los distintos tipos de tamaño que podemos encontrar en este tipo de frigoríficos (lo veremos luego). Simplemente hay que dejar claro que debido a que incluso el más pequeño suele ser muy grande, hay que medir bien el espacio que cada uno disponga en su casa. No sería la primera vez que alguien se lleva una sorpresa desagradable después de comprar un producto que, precisamente, no es el más barato en su especie.

2 La eficiencia energética

Tenemos que recordar también que el frigorífico es el único electrodoméstico que tenemos encendido las 24 horas del día los 365 días del año —apagones aparte—, de manera que es primordial tener en cuenta lo que gastan más allá de sus prestaciones. A lo mejor, para el uso que queremos darle, no es necesario que incluya un dispensador de hielo (es solo un ejemplo). De normal, los frigoríficos americanos ya gastan menos en proporción que los convencionales; pero según el número de personas que seamos en casa o el uso que vayamos a darle, es algo que tendremos que mirar con mayor o menor lupa.

3 Capacidad en litros

Todos los frigoríficos americanos tienen una gran capacidad (una medida bastante estándar giraría alrededor de los 600 litros), pero el tamaño no tiene que ser necesariamente un indicador de ello. Es decir, que dos frigoríficos igual de grandes pueden tener capacidades muy diferentes, en función de cómo estén distribuidos los cajones y otras características.

4 Los compartimientos

Ligado con el punto anterior están los compartimientos. Nosotros tenemos que decidir si queremos darle más o menos importancia a la separación de los alimentos en función de naturaleza. Nuevamente, podemos decir que incluso el peor frigorífico americano resulta mejor que uno de convencional en ese sentido; pero no todos llevan el mismo tipo. Será habitual que todos tengan sus cajas para verduras o carne, pero algunos incluirán cajones mucho más sofisticados o especiales. Por ejemplo para enfriar latas.

5 El congelador

Una vez hemos dejado clara la diferencia entre los frigoríficos de dos puertas (a secas) y los americanos (donde las dos puertas son verticales), cabe destacar la importancia del tipo de congelador que tenga cada modelo. Lo habitual será que una de las dos puertas esté destinada al congelador y la otra al frigorífico. Sin embargo, también puede ser que el congelador ocupe solo una de las dos puertas de manera parcial, dando más o menos espacio al frigorífico. Depende de lo que busquéis, es un detalle muy a tener en cuenta.

6 La garantía

Cuando uno compra un electrodoméstico caro, lo menos que puede pedir a cambio es que funcione bien y no se estropee con facilidad. De entrada, ya os digo que los frigoríficos americanos tienen valoraciones muy buenas por parte de los consumidores en ese sentido. Pero más allá de que su vida útil puede ir entre los 10 y los 20 años, debéis tener en cuenta que muchas marcas ofrecen sin coste adicional una garantía de hasta 10 años. Y es importante saberlo, porque otras os ofrecerán una garantía más "tradicional" cuando no le corresponde a vuestro producto.

¿Qué medidas suele tener un frigorífico americano?

De entrada, es muy importante dejar claro que los tamaños varían mucho en función del modelo. Aunque sí podemos decir que una buena guía para entenderlo es fijarse en lo que suele hacer cada marca. O dicho de otra manera, mientras LG tiene su tamaño estándar, Samsung o Bosh tienen el suyo. Para que te hagas una idea bastante aproximada, utilizaremos ejemplos de las tres marcas mencionadas, para encontrar una media bastante objetiva de lo que encontrarás independientemente de lo que buses y dónde lo hagas.

1 LG

Los frigoríficos de esta marca suelen contar con una altura aproximada de 180cm y una anchura de 90cm. La profundidad gira alrededor de los 70cm. Por ejemplo este.

2 Samsung

Como veremos, la diferencia entre LG y Samsung es prácticamente imperceptible, pero ya nos dará un buen indicativo de dónde hay que tener más cuidado. En este caso, de media podríamos decir que ofrecen frigoríficos con una altura de unos 180cm, una anchura de unos 90 y finalmente una profundidad de casi 80. Por ejemplo este.

3 Bosch

En esta ocasión nos encontramos con unos frigoríficos que de media —siempre aproximadamente— tienen una anchura de unos 90cm, una altura de 180cm y una profundidad de 75cm. En efecto, vemos como se vuelve a repetir el mismo patrón. Por ejemplo este.

En resumen, donde más cuidado tenemos que tener es en la profundidad. Aunque hay que recordar que hemos hablado de cifras muy redondas, y siempre deberás medir el espacio de manera exacta. No es lo mismo 70, 75 o 80cm que 73 o 71.

¿Cómo se instala un frigorífico americano?

Y por fin llegamos a la pregunta del millón. Ya lo hemos comprado e incluso nos lo han enviado. ¿Cómo instalamos el frigorífico? No corramos tanto, porque el primer paso es habernos fijado bien en la descripción de la compra si hemos adquirido el producto por Internet. Algunos fabricantes o distribuidores incluye el montaje, otros en cambio te lo dejan en la puerta y debes ser tú el que lo transporte hasta la cocina.

Supongamos que, independientemente de si te lo han llevado a la cocina o no, no te la ponen ellos a punto. ¿Qué debes hacer? En primer lugar, es muy importante estar seguro de que disponemos de todo lo que necesitamos, como por ejemplo una toma de corriente eléctrica o incluso dos si la nevera tiene un dispensador de agua. Incluso un desagüe en caso de que sea necesario para el producto que tenemos entre manos. Una vez hemos solventado estos detalles menores, he aquí una serie de consejos muy prácticos y visuales.

1 Debe estar alejado del calor

Aunque en una primera instancia puede parecer algo demasiado lógico, en un frigorífico de un tamaño tan grande es algo todavía mucho más importante y es necesario hilar más fino. Es decir, que el frigorífico debe estar alejado no solo de un lugar en el que la luz pueda entrar, como es habitual en un modelo tradicional, sino también lejos de otros electrodomésticos que generen calor. De esa forma, no solo garantizaremos su vida útil, sino que conseguiremos que el frigorífico gaste menos electricidad.

2 Ventilación

Otra vez, un punto que puede parecer muy lógico pero que es tremendamente importante. No debe haber ninguna fuente de calor detrás de la nevera, pero además también tenemos que vigilar con el tipo de mueble que usemos si, por ejemplo, vamos a meter el frigorífico dentro de un armario. Es importante que el aire caliente circule.

3 El nivelado

Y, finalmente, con el nivelado habremos terminado con los tres mandamientos de la instalación de este tipo de frigoríficos. Lo más interesante, es que para facilitar el trabajo, muchos modelos ofrecen patas regulables, para conseguir un nivelado perfecto. Una forma de saber si lo has nivelado bien, es comprobar si la puerta de la nevera tiende a cerrarse sola. Si lo hace, estará bien nivelada; sino, quizás deberías mirar de ponerla de otra manera.

4 La electricidad

De todas formas, hay otros puntos muy importantes a tener en cuenta a la hora de instalar una nevera de este tipo. Sin ir más lejos, la instalación eléctrica. Para asegurarte de que todo está correcto, siempre puedes comparar los datos de conexión (tensión, frecuencia) que figuran sobre la placa señalética del electrodoméstico con las de la red eléctrica de tu hogar. Si coinciden no habrá problema; sino, deberás llamar a un especialista. Aparte, conecta siempre que puedas el electrodoméstico a una toma de tierra, sin utilizar regletas o alargadores. Y, sobre todo, nunca aplastes o dobles el cable. Debe ir bastante suelto.

5 La limpieza

Este punto es muy obvio. Pero igual que pasa con la ropa, por más nueva que esté la nevera, es necesario limpiarla ya que seguramente tiene polvo dentro de los compartimentos. Además, es fácil pasar por alto este hecho, y la primera vez que la pongamos en marcha es muy importante.

6 El primer uso, con pocos alimentos

Si quieres que el frigorífico funcione bien durante muchos años, es recomendable que el primer uso que le des sea con muy pocos alimentos dentro. De esa forma, evitarás que al principio esté en funcionamiento demasiado tiempo al haber gran cantidad de productos dentro. Así, se irá enfriando por primera vez de manera paulatina. Un buen símil para entenderlo es la primera carga que realizamos con un teléfono móvil.

Los 8 mejores frigoríficos americanos

Supongo que echabas de menos la parte en la que te enseñábamos los mejores modelos que puedes encontrar ahora mismo en el mercado, ¿verdad? He aquí una lista con 8 de los modelos más representativos de las mejores marcas.

1 Hisense SBS 562 A+ EL - Frigorífico side-by-side

Su precio puede asustar a más de uno, pero sus prestaciones no tienen rival en el mercado, directamente. Con un peso de 99,5kg, una longitud de 72,6cm, una anchura de 91,2cm y una altura de 176,6cm, este modelo ofrece todo lo que puedas imaginar y más. Aparte de una capacidad para casi 550 litros y una eficiencia energética de clase A+, es realmente silenciosa (unos 40dB) e incorpora bloque para niños, botellero, huevera, pantalla e incluso una función de verano. Ha sido fabricada con acero inoxidable y encima tiene un congelador muy grande (de casi 200 litros de capacidad neta). Cuesta casi 5000 euros, eso sí.

Hisense SBS 562 A+ EL - Frigorífico side-by-side (Independiente, Acero inoxidable, Puerta americana, 562 L, 633 L, SN, ST)

Hisense SBS 562 A+ EL. Diseño: Independiente, Color del producto: Acero inoxidable, Diseño: Puerta americana. Capacidad neta total: 562L, Capacidad bruta total: 633L, Clase climática: SN, ST. Frigorífico, capacidad neta: 370L. Congelador, capacidad neta: 192L, Posición congelada: Lado, Capacidad de congelación: 12 kg/24h. Clase de eficiencia de energía: A+, Consumo de energía anual: 458 kWh

2 LG GSJ361DIDV Independiente 591L A+

Nada mal está tampoco este frigorífico de LG, con un peso de 123 kg, una longitud de 91,2cm, una anchura de 71,7cm y una altura de 179cm. No solo incorpora dispensador de agua, sino que además es uno de los más eficientes y silenciosos del mercado (A+ y 39dB respectivamente). Ofrece detalles tan interesantes como un bloqueo para niños, capacidad para casi 600 litros o picahielos. Está fabricado en acero inoxidable y su precio es bastante competitivo: unos 1400 euros.

LG GSJ361DIDV Independiente 591L A+ Acero inoxidable nevera puerta lado a lado - Frigorífico side-by-side (Independiente, Acero inoxidable, Puerta americana, LED, Puerta a puerta, Botones, Sensor)

Sin toma de agua Luz interior: torres led Inveter linear compressor con 10 anos de garantia 6 sensores de temperatura Door-in-door tm puerta de acceso rapido que ahorra un 46,5% manteniendo la frescura de los alimentos Magic crisper regula de forma automatica la humedad dentro del cajon de verduras, conservandolas dur ante mas tiempo

3 Bosch KAD90VI30 nevera puerta lado a lado

Por su parte, este frigorífico de Bosch, con 113kg de peso, una longitud de 72cm, una anchura de 91cm y una altura de 177cm es también una opción muy recomendable. Sobre todo porque es de clasificación energética A++. Aparte de eso, ofrece mandos touchcontrol, capacidad para casi 550 litros, una gran cantidad de compartimientos (incluso para huevos), e incluso dispensador de agua. Su precio gira alrededor de los 1750 euros.

Bosch KAD90VI30 nevera puerta lado a lado - Frigorífico side-by-side (Independiente, Acero inoxidable, Puerta americana, 533L, SN, T, 41 Db)

Luz interior led

4 Beko GNE 134631 X Independiente 497L A++

Veamos ahora que nos ofrece este frigorífico de Beko, con un peso de 120kg, una longitud de 92cm, una anchura de 72cm y una altura de 182cm. Y es que por un precio muy cercano a los 1500 euros, tenemos una nevera con una gran cantidad de detalles: desde un compartimiento de zona fresca, hasta u dispensador de agua, pasando por otro de cubitos o una huevera. Aunque su detalle más chulo es, si duda, el hecho de que incorpora una pantalla. Tiene capacidad para casi 550 litros y es de eficiencia energética A++.

Beko GNE 134631 X Independiente 497L A++ Acero inoxidable nevera puerta lado a lado - Frigorífico side-by-side (Independiente, Acero inoxidable, Puerta francesa, LED, 497 L, 46 dB)

5 Samsung RH57H90507F Independiente 570L A+

Algo más cara resulta esta nevera de Samsung, pero también es una de las más potentes del mercado. Con 161kg de peso, una longitud de 72,1cm, una anchura de 91,2cm y una altura de 177,4cm, este modelo destaca por una capacidad que supera los 600 litros, una gran eficiencia energética dentro de la gama alta que representa (A+), y la gran cantidad de "pijadas" y compartimientos que incorpora. Por ejemplo, el hecho de que dispone de pantalla, o múltiples cajas para verduras, huevos, dispensador de agua y un largo etcétera. Todo por un precio cercano a los 3000 euros.

Samsung RH57H90507F Independiente 570L A+ Metálico nevera puerta lado a lado - Frigorífico side-by-side (Independiente, Metálico, Puerta americana, LED, Tocar, LED)

6 Siemens KA62DP91 nevera puerta lado a lado

Vamos ahora con el que es, probablemente, uno de los modelos más caros del mercado, aunque también uno de los más sofisticados. En este caso nos lo presenta Siemens, y presenta un peso de 161 kg, una longitud de 76,1cm, una anchura de 91cm y una altura de 175,6cm. Tiene capacidad para casi 550 litros, es de eficiencia A+ y dispone de gran multitud de ventajas: desde alarmas para diferentes cosas (no solo si la puerta está abierta), hasta bloqueo para niños, botellero, cubiteras, dispensador agua, filtros de aire, función de congelado rápido, función para descongelar, huevera y un largo etcétera. Cuesta 4000 euros, pero si te lo puedes permitir, no encontrarás nada mejor.

Siemens KA62DP91 nevera puerta lado a lado - Frigorífico side-by-side (Integrado, Acero inoxidable, Puerta americana, 526 L, 528 L, 44 Db)

7 Klarstein Grand Host XL

Si queremos algo más equilibrado entre prestaciones y precio tenemos también esta nevera de Klarstein, con un peso de 110kg, una longitud de 66cm, una anchura de 90cm y una altura de 177cm. Con un diseño elegante, las puertas de vidrio y tiradores de acero inoxidable. Además es de eficiencia energética A++, e incorpora las mejores tecnologías del mercado, lo cual incluye el Total No Frost. Dispone de pantalla de control, e iluminación LED de bajo consumo para el interior. Su capacidad es de casi 550 litros y además ofrece espacio para una gran cantidad de compartimientos. ¿Su precio? Unos 900 euros.

Klarstein Grand Host XL • Nevera con congelador • Nevera de dos puertas • Nevera americana • Panel de control • Purtas de vidrio • No frost • Nevera: 345 litros • Congelador: 172 litros • Negro

8 Smeg FQ60CPO Independiente 540L A+

Muy elegante y diferente a los demás es este frigorífico de Smeg. En este caso, con un peso de 210kg y unas dimensiones de 92,2cm de anchura, 74,7 de longitud y 187cm de altura. Además de una eficiencia de tipo A+ y una capacidad para casi 550 litros, ofrece botellero, compartimiento de zona fresca, dispensador de cubitos, fresh zone compartment, e incluso función de congelado rápido. Es bastante silencioso y su precio gira alrededor de los 3000 euros.

Smeg FQ60CPO Independiente 540L A+ Beige nevera puerta lado a lado - Frigorífico side-by-side (Independiente, Beige, Puerta americana, 540 L, SN-T, 46 dB)

Los 3 frigoríficos americanos más baratos

Para acabar el tema de hoy, nos centraremos en aquellos frigoríficos más baratos. O por decirlo de otra manera, aquellos que siendo igualmente americanos, podrían pasar por frigoríficos convencionales debido a su precio.

1 Klarstein Grand Host A

Y va a ser inevitable fijar nuestra mirada en la marca Klarstein para conseguirlo. No es la marca más prestigiosa del mercado, pero sí una de las más conocidas y reconocidas dentro de aquellas que ofrecen unas prestaciones igualmente notables, pero con precios mucho más ajustados. Es el caso de este frigorífico, que por poco más de 650 euros te ofrece una nevera americana bastante grande. En este caso, hablamos de unos 87kg de peso, así como de una longitud de 63cm, una anchura de 92cm y una altura de 177cm. De todas formas, ojo con sus prestaciones, porque ofrece una capacidad de hasta 474 litros, además de cajones y compartimientos de todo tipo. Además, dispone de tecnología Total No Frost.

Klarstein Grand Host A • Nevera con congelador • Nevera de dos puertas • Nevera americana • Panel de control • Purtas de vidrio • No frost • Nevera: 322 litros • Congelador: 152 litros • Plateado

2 Klarstein Grand Host L

El segundo frigorífico americano barato lo encontramos también con Klarstein, aunque en este caso, os presentamos un modelo muy parecido a nivel estético, pero ligeramente superior. Por tan solo unos 50 euros más (700 en total), podéis tener en casa este monstruo de 87kg de peso, y con una longitud de 59cm, una anchura de 90cm y una altura de 178cm. Como bien habrás intuido, su principal ventaja es que ofrece una longitud mucho más pequeña que la mayoría de frigoríficos americanos del mercado. Ideal si no dispones de mucho espacio en casa.

Klarstein Grand Host L • Nevera con congelador • Nevera de dos puertas • Nevera americana • Panel de control • Purtas de vidrio • No frost • Nevera: 291 litros • Congelador: 138 litros • Negro

3 Hisense RQ562N4AC1 nevera puerta lado a lado

Con un peso de 106kg, una longitud de 79,4cm, una anchura de 70cm y una altura de 81cm, este frigorífico de Hisense es uno de los mejores de la prestigiosa marca en cuanto a su relación calidad precio. Además de ofrecer tecnologia Eco-friendl y y control electronico, tan solo consume unos 373 kwh/año. Tiene capacidad para casi 450 litros, es muy silencioso y además está fabricado con acero inoxidable. Su precio gira alrededor de unos 800 euros.

Hisense RQ562N4AC1 nevera puerta lado a lado - Frigorífico side-by-side (Independiente, Acero inoxidable, Puerta americana, A+, LED, ST, T)

Iluminacion led