Capitán Ofertas >

Prensa de planchado: Guía de compra

Suponen una inversión un tanto más cara, pero con estas prensas de planchado conseguirás mejores resultados en mucho menos tiempo.

Oriol Vall-llovera Medina

Planchar es algo que es tan necesario como aburrido. Sin embargo, hoy en día existen electrodomésticos que facilitan mucho la tarea, convirtiéndola incluso en un proceso prácticamente automatizado. Si normalmente un centro de planchado ya permite conseguir mejores resultados que una plancha normal, lo cual resulta ideal sobre todo cuando tenemos más volumen de ropa a planchar (ya que el chorro de vapor dura más tiempo), las prensas de planchado pueden facilitarnos incluso más las cosas.

Prensas de planchado: Guía de compra

Prensas de planchado: Guía de compra

Hoy no solo queremos descubrir qué son exactamente o cuáles son sus ventajas, sino que intentaremos compartir con vosotros la guía definitiva sobre estas. En otras palabras, no solo encontraréis las respuestas a todas las preguntas importantes a un nivel más general, sino que además os ofreceremos los mejores modelos del mercado para uso doméstico. No faltarán las ofertas del momento, ni tampoco aquellos detalles que son importantes a la hora de elegir en función de las necesidades de cada uno. Es decir, que no necesariamente siempre la más cara será la mejor para todos. ¿Empezamos?

¿Qué es una prensa de planchado?

Aunque de alguna forma, se les conoce también con el nombre de centros de planchado industrial, la realidad es que hoy en día se trata de un producto más asequible y con un montón de modelos pensados también para el uso doméstico. Por eso, más allá de si veis ese "industrial" en el nombre o no, lo más importante a la hora de definir una prensa de planchado es su naturaleza. Y en ese sentido, podemos decir que se trata de un equipo formado por dos partes. Por un lado, una mesa sobre la cual se dispone y estira la prenda que queremos planchar, y por otro la placa superior que, al bajar, presiona la prenda y la plancha mediante calor y vapor.

Lo verdaderamente interesante es que son productos tan sofisticados, que es posible planchar de manera mucho más rápida y eficiente. Aunque si en algo se nota realmente la diferencia es con el tema de las arrugas. No solo permiten retirar arrugas de todas las telas posibles, sino que lo hacen con gran rapidez y eficiencia. Eso sí, debéis tener en cuenta que, normalmente (si queréis resultados muy perfeccionistas), una prensa de planchado necesita de una plancha normal como complemento para terminar ciertos detalles. Por eso se trata de un producto pensado o bien para el uso comercial, o bien para familias que planchen muy habitualmente o bien cantidades de ropa muy grandes. Ah, y podéis estar tranquilos, porque son productos que no ocupan mucho espacio.

Ventajas de utilizar una prensa de planchado

Con la propia definición, ya hemos dado algunas pinceladas con respecto a las ventajas que implica hacerse con una prensa de planchado. Sin embargo, ahora toca hablar de todas ellas, de manera exhaustiva y detallada. Porque, como podréis ver a continuación, las ventajas no solo son múltiples sino que algunas no son tan evidentes como otras. Y, al final, las prensas tampoco son tan más caras que un centro de planchado tradicional. Vamos allá.

  • Rápidez. Ya hemos comentado que una buena prensa de planchado permite conseguir resultados en mucho menos tiempo. Pero... ¿qué es mucho? Podrían ser unos simples minutos o segundos, por lo que vale la pena remarcar que cuando hablamos de ahorro de tiempo con respecto a un método de planchado más tradicional, estamos hablando de la mitad de tiempo. En efecto, las prensas de planchado son capaces de reducir en un 50% el proceso.
  • Comodidad. Teniendo en cuenta que la placa superior de la prensa es la que se encarga de planchar la ropa, y que la mesa se sostiene por sí sola, debéis tener en cuenta que la comodidad va más allá de no tener que sujetar una plancha. También implica que es posible realizar el proceso sentado y sin tener que utilizar demasiado las manos.
  • Sencillez. A diferencia de lo que podríamos pensar, las prensas de planchado son más fáciles de usar que otros métodos de planchado. Sí que requiere de un aprendizaje, pero al ser algo más automático, una vez entiendas los diferentes programas de calor que tiene, utilizarla será mucho más fácil que, por ejemplo, con una lavadora.
  • Versatilidad. Cuando comentábamos que sirve para todo tipo de ropa, nos referíamos al hecho de que obtiene resultados más óptimos en todos los tipos de téjido. Y no solo retira las arrugas de todo tipo de telas, sino también de aquellas con acabados, botones, agregados, cierres, o diseños especiales.
  • Consumo. Lo normal sería pensar que, al ser productos más sofisticados, también consumen más energía. Pues nada más lejos de la realidad. De hecho, consumen menos que una plancha tradicional, e incluso la mitad que una con caldera de vapor. Sí, si tardasen el mismo tiempo en planchar consumirían más, pero como son tan rápidas...
  • Movilidad. Antes también hemos comentado que ocupan poco espacio. Pero lo más importante no es solo lo compactas que pueden ser, sino también lo fáciles de transportar que resultan. Además, se pueden utilizar en todo tipo de superficies.

¿Son todas las prensas de planchado iguales?

La respuesta es, evidentemente, no. Pero ahora no queremos hablar simplemente de si unas son mejores o peores en función de sus características técnicas. Más bien queremos diferenciar el tipo de prensa en función del sistema de planchado que utilizan. Algo que nos lleva a hablar de los tipos de prensas más comunes.

  • Manuales. Antes os hemos explicado cómo funcionan estas prensas. Pero no es lo mismo una prensa manual que una automática. Su principal diferencia radica en la placa superior. Y en el caso que nos ocupa, esto significa que seremos nosotros los que tengamos que bajar esa placa para realizar el planchado. Sigue siendo fácil y cómodo, por otra parte.
  • Automáticas. El caso es que también existen aquellas que realizan ese proceso de manera automática. ¿Cómo funciona? Muy sencillo: la prensa tiene un sistema adicional automatizado que se encarga de mantener la presión de la plancha sobre la prensa durante unos segundos. Mientras tanto, inyecta una ráfaga de vapor que mejora los resultados.
  • Híbridas. Finalmente, las híbridas, que como su propio nombre sugiere, incorpora los dos sistemas. Si es posible, optar por estas es la mejor opción, ya que mientras el sistema automático nos ahorra más tiempo y energía todavía, la opción manual es imprescindible para según qué tipo de prendas.

Características a tener en cuenta a la hora de elegir modelo

Más allá de si son manuales, automáticas o híbridas, hay una serie de características esenciales a tener en cuenta a la hora de comparar entre un modelo u otro. A continuación no solo las listaremos, sino que explicaremos detenidamente la importancia de cada uno de estos elementos. De esa forma, os será más fácil elegir el que más se adapte a vuestras necesidades.

  • La potencia. Puede parecer obvio, pero es sin duda uno de los aspectos más importantes de la prensa de planchado, sino el que más. La potencia es la que, al fin y al cabo, determina cómo se genera el vapor (o el calor) que nos servirá para planchar la ropa. De esa forma, a mayor potencia, más rápidamente se caliente el agua y mejor flujo de vapor obtenemos.
  • La temperatura. Sin embargo, fijarnos única y exclusivamente en la potencia sería absurdo. Entre otras cosas, porque una prensa muy potente pero con un control de temperatura malo (o inexistente) no nos servirá de mucho. Por eso es importante optar por un modelo que nos permita elegir la temperatura adecuada para cada tipo de prenda.
  • El sistema de inyección. Antes hemos dicho que la prensa genera o bien vapor o bien calor. Y eso es algo tremendamente importante. Los modelos actuales suelen ofrecer ambos sistemas de manera conjunta (lo cual es lo mejor), pero es importante fijarse por si acaso. Aparte, hay que fijarse en cuántas salidas de vapor tiene la prensa en cuestión. Porque si tiene pocas, plancharemos más lentamente y seguramente conseguiremos resultados peores. Además, a más salidas, más homogéneo será el reparto de calor.
  • Las dimensiones. Antes hemos remarcado que las prensas suelen ser bastante compactas e incluso portátiles. Pero eso no significa que no tengamos que comparar varios modelos antes de elegir bien. E incluso que no nos convenga una de más grande si disponemos de espacio suficiente. ¿Por qué? Muy sencillo: si la zona de planchado es más grande, la prensa irá más rápido. Aunque si no vamos a utilizarlo para un uso comercial, quizás tampoco necesitemos una prensa con dimensiones muy grandes.
  • El peso. Va estrictamente ligado al punto anterior, pero evidentemente no es lo mismo una prensa que pesa menos de 10 kg que una que pesa más de 15. Y esas variaciones no vienen dadas únicamente por lo grande que sean las placas o la zona de planchado, sino también por la calidad del producto en sí o las características del modelo en particular.
  • La eficiencia. Elegir una prensa potente siempre será una elección sabia si planchamos un gran volumen de ropa o si necesitamos terminar lo más rápidamente posible. Ahora bien, si esos W de potencia vienen acompañados por un gasto energético más bajo, mucho mejor. Sobre todo porque las diferencias entre un modelo y otro pueden ser abismales. Hay que fijarse mucho en esto.
  • Los extras y accesorios. Aunque no todos son necesarios en función de lo que queremos hacer, nunca vienen mal un par de extras. En el caso de las prensas de planchado, estamos hablando desde un sistema integral con patas de soporte, hasta cubiertas adicionales para la zona de planchado, una función de temporizador, o incluso botellas de relleno para el vapor o productos para el tratamiento de telas concretas.
  • La capacidad. Aunque tiene mucha relación con la potencia, de manera que si escogemos bien con esta última, también disfrutaremos de una buena capacidad, es importante que el depósito tenga espacio para una gran cantidad de agua. De esa forma conseguiremos grandes resultados sin necesidad de volver a llenarlo.
  • La seguridad. También es importante fijarnos si el modelo en cuestión dispone o no de sistemas de seguridad para evitar sorpresas desagradables. El más importante —y casi innegociable— es el hecho de que disponga de apagado automático. Aunque cualquier extra en este sentido será siempre bienvenido.
  • El tiempo. En este caso no hablamos nuevamente de la rapidez de la plancha en sí, sino más bien del tiempo que requiere para empezar a ser utilizada. Al igual que con los centros de planchado, las prensas requieren de un tiempo prudencial para que el vapor empiece a ser efectivo. Aunque no es lo mismo esperar un minuto que tres.
  • El precio. Evidentemente, el precio será mayor o menor en función del resto de características del modelo, pero también es importante tener en cuenta que una más cara no tiene porque ser necesariamente mejor. De hecho, algunas están pensadas para el uso comercial.
  • Las instrucciones. Para terminar, algo que puede parecer obvio, pero que es importante. No todas las prensas vienen con instrucciones y es importante que las tengan si no sabes muy bien cómo funcionan. Sobre todo porque al ser algo más automático, requiere de un cierto aprendizaje para saber cómo usarla en función de la ropa que te dispongas a planchar. Antes de comprar, asegúrate de que, si no lleva instrucciones, al menos haya un sitio habilitado donde se especifique cómo utilizarla.

Consejos para utilizar las prensas de planchado

Viene bien haber terminado la lista anterior con el tema de las instrucciones, porque aunque cada modelo tiene sus particularidades, sí que podemos dar unos consejos generales sobre cómo funcionan y las precauciones que hay que tener al usarlas. Y, de entrada, es importante recalcar que debes colocar la ropa tan extendida como puedas sobre la superficie. A partir de ahí, es tan fácil como bajar la placa superior para cerrar la tapa y esperar a que el pitido (o la señal que tenga ese modelo) nos indique que ya ha terminado. Otra historia es cuando haya programas o temporizador de por medio. Ahí es donde será importante saber cuál aplicar según el tipo de prenda a planchar. Aunque, normalmente, el proceso será exactamente el mismo.

Por otra parte, recordad que antes os hemos hablado de las salidas de vapor. Y hemos dicho que cuantas más haya mejor. El caso es que si disponemos de una botella de relleno para el vapor, será inteligente poner el agua en las salidas más eficientes. De esa forma conseguiremos mejores resultados a la hora de eliminar las arrugas. De todas formas, eso solo será posible en aquellas prensas que lo permitan. Finalmente, es importante hablar también del mantenimiento y la seguridad. Si dispone de apagado automático mejor, pero igualmente es recomendable no dejar las prensas encendidas y sin estar presentes. Además, no es recomendable ponerlas en funcionamiento en estancias húmedas de la casa. Y, como hemos dicho, seguir al pie de la letra las instrucciones del modelo en cuestión.

Las mejores prensas de planchado del mercado

Ahora que ya tenemos claras todas las ventajas de las prensas de planchado y aquello en lo que tenemos que fijarnos con más atención a la hora de elegir modelo, ya va siendo hora de ver el material. Evidentemente, todas ellas reflejarán lo que hemos visto a lo largo de la guía, ya que son lo mejor que podéis encontrar ahora mismo en el mercado para uso doméstico, pero también remarcaremos las fortalezas de cada uno de los modelos. Por supuesto no faltarán las ofertas que nos caracterizan.

1 Singer ESP2 Prensa de Planchado ESP 2, Blanco

Hablando de ofertas, toca empezar por esta espectacular prensa de plancha de Singer. Concretamente el modelo ESP2, que normalmente cuesta 249 euros, y el cual se encuentra rebajado en estos momentos hasta los 196 euros. En cualquier caso, esta prensa de planchado a vapor te permite obtener fantásticos resultados en la mitad del tiempo y cómodamente sentado. Es como tener una presión de 10 planchas con un solo movimiento. Además, es poco voluminoso y resulta fácil de transportar gracias a la manija ergonómica y al sistema con cierre de seguridad que incorpora. También ofrece una presión de vapor constante gracias a su depósito de 300 ml. Y encima es posible ajustar la temperatura según la prenda. A nivel de seguridad incorpora una función de apagado automático con señal acústica. Además, la plancha es calefactora aparte de usar el vapor, y ofrece una potencia nada despreciable de 1350W.

Vamos, que en líneas generales el ESP-2 es uno de los más equilibrados en cuanto a su relación calidad-precio. Además, ofrece un diseño aerodinámico, de manera que puede ser utilizada con una sola mano, lo que reduce la tensión de planchar. También te permite cuidar mejor el tejido de la ropa, así como reducir el brillo causado comúnmente. Aparte, también mejorará la precisión en las colchas de los empalmes eliminando la posibilidad de distorsionar el tejido. Ah, y además cuenta con ajustes de termostato, Indicadores LED, e incluso la nombrada como Steam boost function, que sube la potencia hasta los 1470 W. También pesa menos de 10 kg.

Singer ESP2 Centro de Planchado ESP 2, Blanco

2 MAC Domena mac5 SP4150 Generador de Vapor Planchado Prensa

Algo más cara pero también sofisticada es esta prensa de planchado de MAC. Concretamente el modelo Domena mac5 SP4150, que además ofrece un diseño muy elegante, compacto y sencillo de utilizar. Aunque si destacamos sus ventajas, lo más llamativo es sin duda el hecho de que cuenta con un depósito de 750 mililitros de capacidad, con el que es capaz de generar, gracias a su potencia, una capacidad de vapor de 130 gramos por minuto. Otro de sus puntos fuertes es el hecho de que se puede usar al poco tiempo de encenderla: tan solo deberás esperar unos tres minutos para empezar a planchar. Y, por supuesto, en función del tipo de prenda que necesites planchar, este modelo permite controlar exactamente el nivel de salida del vapor o la temperatura.

Por otra parte, a nivel de seguridad también es un portento. No solo porque cuenta con un sistema de apagado automático, que se activa si la plancha lleva 3 minutos o más de inactividad. También porque cuenta con un sistema anti escala. Volviendo a sus prestaciones, y ya para terminar, no podemos obviar tampoco otros detalles como el gran ángulo de apertura y de inclinado que ofrece esta prensa. Algo que facilita enormemente la visión de mesa y la disposición de la colada. Eso sí, como decíamos al principio, hay que desembolsar un poco más de dinero por este modelo: para ser exactos, 291,08 euros (más otros 6 de gastos de envío).

MAC Domena mac5 SP4150 Generador de Vapor Planchado Prensa

3 Prensa de Planchado a Vapor profesional de Speedy Press

Volvemos ahora a una prensa más parecida a la primera que hemos visto. Y, sin duda, igualmente compacta. El caso es que la Speedypress no solo es rápida de instalar en cualquier mesa o área de trabajo, sino que además viene con controles simples y fáciles de usar. En cualquier caso, reduce el tiempo de planchado y es adecuado para tejidos delicados, con controles de temperatura para diferentes prendas. Para que os hagáis una idea, ofrece unas 10 veces el tamaño de una plancha tradicional. Sus dimensiones son de 64 x 27 cm y además tiene una potencia de 1.400 W. Por otro lado, se puede utilizar la configuración de vapor seco o usar con un ajuste de ráfaga capaz de eliminar las arrugas persistentes. La zona de apertura es muy amplia, y además proporciona una potencia de presión uniforme en todo momento. Ah, un último detalle: ¡no llega siquiera a los 9kg de peso! Todo por tan solo 169 euros. Aunque, eso si, tendréis que sumarle otros 15,98 de gastos de envío.

Profesional de Prensa de Planchado a Vapor por Speedypress, de Tamaño Regular Medida - 64cm x 27cm, 1,400 vatios (+ Cubierta Adicional GRATIS y Espuma PVP € 45,00)

4 Galán Eléctrico Corby 7700, Cromo Satinado

El que viene a continuación es algo distinto a todo lo que hemos estado viendo, pero no tendría mucho sentido terminar la lista de hoy sin incluirlo también. Entre otras cosas, porque se trata de una prensa de planchado pensada para dejar impolutos tus pantalones y tejanos. De esa forma, es posible devolverles su forma inicial y refrescarlos al mismo tiempo que no dejas pliegue alguno. Cuenta con un ajuste de temporizador (15, 30 o 45 minutos), así como con un sistema de apagado automático o una función de cancelación manual. Además, se trata de un kit que viene con la percha para chaqueta y corbata, así como una bandeja para monedas y soporte (pies). Por su parte, la pantalla LED te permite poder ver el nivel de funcionamiento del producto de manera que las prendas nunca se estropeen. Y por si fuera poco, es una de las pocas que ofrece más de 2 años de garantía (en este caso 3). El funcionamiento es más o menos el mismo que en una prensa de planchado normal, y por eso la incluimos. Actualmente cuesta solo 239,25 euros.

Galán Eléctrico Corby 7700, Cromo Satinado

5 Carina - Prensa de planchado

Ahora le toca el turno a esta prensa de planchado de Carina. Otro modelo que también cuenta con 3 años de garantía en vez de 2, y el cual además viene con un completo DVD que sirve como manual de instrucciones para aprender a utilizarlo de forma rápida, eficaz y sencilla. Entre sus principales ventajas encontramos no solamente una amplia superficie de planchado, sino también una buena presión de planchado (equivalente a 46 kg de peso), una temperatura completamente regulable, su función de temporizador, o por supuesto el hecho de que permite planchar la ropa en la mitad de tiempo. Ofrece la mejor garantía de una de las empresas alemanas de gran prestigio en productos del hogar, y además tiene un sistema que evita que el agua se calcifique. Todo, por un precio de 328,82 euros.

Carina - Prensa de planchado

6 Prensa de Planchado a Vapor Ultra XL por Speedypress

Toca volver a Speedy Press, pero ahora, con un modelo todavía más bueno. En este caso hablamos de la prensa XL, la cual no solo ofrece unas dimensiones espectaculares de 90 x 31 cm, sino que además permite planchar a una velocidad endiablada gracias a su potencia de 1.904 W. Y lo mejor de todo es que, a pesar de eso, no dobla el peso final del producto: unos 16 kg. Por lo tanto, sigue siendo viable comprarlo para uso doméstico. Además, si lo haces, cuentas con una serie de ventajas muy importantes. Por ejemplo, los extras tan importantes que comentábamos durante la guía. En el caso de este modelo, una cubierta extra gratuita, o incluso la posibilidad de sumar una arpillera de espuma por tan solo 45 euros más. También incluye un pulverizador, un cojín de prensado e incluso una taza medidora.

Pero... ¿qué te ofrece exactamente? Pues de entrada, un tamaño 24 veces más grande que el de la mayoría de planchas convencionales. De esa forma, podrás reducir el tiempo de planchado en un 60% en comparación con esos métodos más tradicionales. De hecho, el SpeedyPress XL hace que el planchado de sábanas y artículos grandes sea un sueño hecho realidad. También incorpora una abertura extra grande ideal para sábanas de doble pliegue, etc. Puede planchar multicapas, e incluso proteger los tejidos delicados, como por ejemplo la seda. Tampoco podemos olvidarnos de la función de apagado automático de seguridad, o del botón para eliminar arrugas y el interruptor de bisagra para bloquear/desbloquear. Por si fuera poco, es posible elegir entre función de vapor automática o manual, convirtiéndose en la tan soñada híbrida que mencionábamos antes. Todo por tan solo 329 euros.

Prensa de Planchado a Vapor Ultra XL por Speedypress - el Sistema de Planchado a Vapor Doméstico más Grande y Avanzado de Europa (90cm x 31cm, 1,904 vatios) Para un Planchado Ultrarrápido (con Una Funda Extra GRATIS y Una Arpillera de Espuma con PVP de 45,

7 Prensa de Planchado de Vapor 101HD Profesional 101cm

Vamos terminando. Y no. No es que tengamos predilección por SpeedyPress. Es que es una de las marcas que más variedad de gamas ofrece dentro del mismo producto. En este caso, queremos mostraros uno de los más sofisticados de todos. Si el anterior ya era unas 24 veces más grande que la mayoría de planchas, esta prensa ofrece un tamaño 30 veces más grande. Estamos hablando de una placa de 40 pulgadas y una superficie de 101 x 30 cm. Además, la potencia de esta prensa no tiene rival: un total de 2.600 W. Por eso, no podíamos desaprovechar la oportunidad de mostrarlo, ya que es la solución ideal si queréis hacer un uso comercial de la prensa, o simplemente si tenéis una casa muy grande donde viven muchas personas. En cualquier caso, también es importante destacar que se incluye un accesorio de hierro en el precio, así como un cartucho de filtro de agua anti-escamas, una cubierta de repuesto e incluso una espuma de reemplazo.

Por otra parte, debéis saber que es posible usarlo como prensa seca o con vapor automático. Es tan simple como que, al presionar la placa hacia abajo, es equivalente a 46 kg de presión (o 23g por metro cúbico). Además, dispone de una potente salida de vapor de 90g por minuto, así como de una potencia de vapor de refuerzo de 120g por minuto y sin goteo de agua. Y por increíble que parezca, se trata de un modelo muy fácil de transportar y almacenar. Por si fuera poco, tarda muy poco en estar funcional cuando se enciende (menos de 3 minutos), aparte de que ofrece control digital y pantalla. De ese modo, es posible controlar aspectos como por ejemplo la temperatura (entre 60 y 220º C.). Dispone de tanque de agua así como de filtro de agua antical, y encima su capacidad es de 800 ml. El filtro es reemplazable y el tanque se puede llenar en mitad del proceso. Como podéis ver, un modelo que lo tiene todo. Cuesta 439 euros (más otros 15,98 para el envío).

Prensa de Planchado de Vapor 101HD Profesional 101cm - Plata (+ Filtro de Agua Antical, Funda de Repuesto y Espuma Sintética)

Categorías

  • Black Friday